19/03/2019 Medio Ambiente

Bares y pubs sustentables

Fue presentada la “Guía nacional de buenas prácticas ambientales” para dichos establecimientos. La iniciativa pretende reducir al máximo los impactos negativos que se ejercen sobre la naturaleza y su entorno.

El 14 de marzo se presentó la “Guía nacional de buenas prácticas ambientales para bares y pubs sustentables”. El objetivo de la misma es “promover la adopción de criterios de sustentabilidad durante su ciclo de vida y difundir una serie de prácticas, consejos y recomendaciones basadas en el respeto hacia el ámbito, con el fin de disminuir los impactos negativos que se ejercen sobre la naturaleza y su entorno”, expresa este manual.

La iniciativa está basada en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 (ODS), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que busca lograr ciudades y asentamientos más inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Esta propuesta surgió a raíz del trabajo en conjunto del bar Temple con la asociación civil sin fines de lucro “Más oxígeno”, que brinda asesorías a empresas en materia de sustentabilidad. “En septiembre de 2016 hicimos una auditoría a los residuos de esta cadena para observar cómo estaban separando los reciclables, como estaban los contenedores, el trabajo con las cooperativas y la capacitación del personal. Elaboramos un informe y llegamos a la conclusión de que había mucho por hacer”, explicó Santiago Romar, miembro de la asociación, en dialogo con GestiónPública.info.

A partir de entonces comenzaron a trabajar con el bar en la aplicación de buenas prácticas. “Nos dimos cuenta que era más beneficioso compartir esta información para otros emprendimientos y creamos el manual para el rubro”, informó Romar. En la presentación estuvieron presentes las autoridades de la Secretaría de Ambiente y trabajadores gastronómicos interesados.

En nuestro país se desechan 16 millones de toneladas de alimentos por año y se calcula que una persona tira 38 kilos de comida por año. “Los bares y las cervecerías tienen mucho para hacer en materia de sustentabilidad”. El manual está dividido en cuatro: residuos, energía, agua y ruidos. Cada una de las partes cuenta con contenido teórico y práctico para ser aplicado. Asimismo, contiene una serie de ideas y consejos para las buenas prácticas.

“Este no es un problema de los residuos sino de cómo las personas interactuamos con estos, con la energía, el agua, el ruido. Hay que poner foco en las personas, no tanto en el problema. Si las acompañamos, las capacitamos, les explicamos los porqués y acompañamos, hay frutos. Estos son pequeños cambios en el accionar del día a día”, agregó Romar.

Hace dos años Temple Bar solo separaba adecuadamente el 3 por ciento de sus residuos. Hoy logró un 88% de separación. En esta evolución, la empresa pasó de una economía lineal, donde se produce, se consume y se tira, a una economía circular donde se le da un nuevo uso a la mal llamada “basura”.

Con capacitaciones, la instalación del equipo necesario y la realización de auditorías periódicas para medir los avances, el local continúa el proceso de mejora mediante el seguimiento y el control diario, utilizando una planilla con un plan de mejoras, la cual está disponible en la guía y sirve de referencia para los emprendimientos que quieran encarar esta tarea.

La iniciativa surgió de la mano de Temple Bar, la Agencia de Protección Ambiental, Más oxígeno y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Notas relacionadas

“No fue actualizado el inventario de bosques nativos”


No se podrá fumigar cerca de escuelas y pueblos


Desarrollan proyectos mineros sin consulta previa


Uno de cada siete porteños no accede a agua potable


Día Internacional de los Humedales